Carandai - Indumentaria para empresas
Noticias
 

Home > Noticias

El INDEC dejaría de publicar los precios de alimentos y bebidas

El nuevo Indice de Precios al Consumidor –que ya se está usando para medir la inflación de mayo, según anunció el jefe de Gabinete, Alberto Fernández– sólo informará el porcentaje de variación de los precios. En cambio, dejaría de difundir la lista de valores de un conjunto de alimentos y bebidas relevados por los encuestadores en los comercios.

Según pudo averiguar Clarín de una fuente técnica que trabajó en el diseño del nuevo Indice, el argumento oficial es que la difusión de esos precios genera "confusión". Y sostiene que induce a creer que esos son los valores que debieron pagar los consumidores.
Según la fuente, solamente se trata de precios promedio de productos no siempre homogéneos tomados en miles de locales diseminados en el área geográfica de la Capital Federal y 24 distritos del conurbano.
 
A partir de las sospechas en que quedó la variación del índice, esa lista de precios pasó a ser una referencia mucho más directa y comprobable que la variación porcentual. Así, para la gente es más claro contrastar con su propia realidad si el precio de la papa estuvo a 94 centavos el kilo como indicaba el informe oficial.
 
Pero el inconveniente que señalan en el INDEC se podría subsanar si, junto al precio promedio, se difunden los valores mínimos y máximos relevados.
 
O sea, con más información.
 
Así, como sucede ahora, la clave del nuevo índice pasa por saber si el INDEC incorporará en sus registros los precios efectivamente relevados. Y si no se difunde la lista de precios, las sospechas podrían ser mayores.
 
Otra novedad del nuevo Indice es que se basará en la Encuesta de Hogares del período 2004/05, sustituyendo la que se hizo en 1996. La Encuesta 2004/05 fue realizada por la gestión anterior del organismo para adecuar el Indice en base al consumo actualizado de las familias.
 
Luego, por el conflicto en el INDEC, se postergó el lanzamiento del nuevo Indice que ahora retomaron las nuevas autoridades.
De la comparación entre ambas Encuestas surge que bajó la ponderación del rubro alimentos y bebidas ( del 32,9 al 31%) y enseñanza (4,2 al 3,9%) y subió para los otros capítulos, como indumentaria y calzado o transporte y comunicaciones (ver infografía).
 
Esos cambios obedecieron a alteraciones en los precios relativos de los distintos bienes y servicios, cambios de calidad, o por la sustitución o incorporación de productos o servicios nuevos.
 
También dentro de cada agrupamiento superior (por ejemplo, frutas) la canasta de productos (durazno, ciruelas, manzanas, etc) tendrá ponderaciones móviles, que reflejarán los cambios de estación o de hábitos de consumo o cambio de productos.
Con esto el nuevo IPC se asemejaría a un índice desestacionalizado. Pero la variación interanual se mantendría sin cambios, porque en ese caso, salvo circunstancias especiales, la comparación sería homogénea.
 
 
 
 
Carandai - Indumentaria para empresas