Carandai - Indumentaria para empresas
Noticias
 

Home > Noticias

La ropa no baja ni aún con mayor importación.

LAS COMPRAS A CHINA SE TRIPLICARON EN EL PRIMER TRIMESTRE DEL AÑO: Aunque el kilo de mercadería que ingresa del Lejano Oriente vale menos que nunca, su valor minorista trepa más que la inflación. Los comerciantes se quejan por los precios de alquileres de locales.

El vertiginoso incremento de las importaciones desde China enciende alarmas en cada vez más sectores industriales. Luego de la advertencia que lanzó la semana pasada el titular del grupo Techint, Paolo Rocca, los fabricantes de ropa sacaron sus propias cuentas y subrayaron que las compras al gigante asiático alcanzaron un nivel récord en cantidad y un mínimo histórico en precio por kilo.

Al margen de la competencia desigual que denuncian las fábricas locales, el abaratamiento de productos importados de China no se traduce en ofertas más atractivas para los consumidores: según las cifras del Indec, las prendas de vestir aumentaron 14% en los últimos 12 meses, lapso en el que el valor por kilo de ropa oriental cayó 9%. El dólar real (descontando la inflación) también cayó levemente en el mismo período, lo cual acentuó esa baja del precio para quienes compran con pesos.

En los primeros tres meses de 2007, el volumen total de indumentaria importada se mantuvo por debajo del registrado en el primer trimestre de 2001. Pero los embarques de indumentaria china –que ya representan el 39,7% de esa masa total– superaron por primera vez los del último año de la convertibilidad. Así lo asegura un estudio de la Cámara de la Industria Argentina de la Indumentaria (CIAI) sobre datos de la Aduana, al que tuvo acceso El Cronista.

El informe destaca que entre enero y marzo pasados ingresaron 1.218 toneladas de mercadería china, más del triple que en el primer trimestre de 2006 y casi lo mismo que lo importado durante todo el año pasado. Y precisa que el precio promedio por kilo fue de u$s 13,94, por debajo de los u$s 15,34 que se cotizó un año atrás.

Lejos de bajar aquí, la ropa subió 5,7% en marzo, en el alza más significativa dentro del cuestionado Índice de Precios al Consumidor (IPC). La contradicción responde para los fabricantes locales a una suba en los márgenes de comercialización del resto de la cadena. "El hecho de que se esté importando a un precio más bajo que nunca no implica que se esté reduciendo el precio al consumidor, porque lo que hace es engrosar los márgenes de los comerciantes", dijo a este diario el titular de la CIAI, Héctor Kolodny.

Lógicamente, los comerciantes no opinan lo mismo. Para el presidente de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), Carlos De la Vega, lo que ocurre es que comenzaron a vencer los contratos de alquiler de locales firmados en 2003 y sus renovaciones se firman por valores hasta un 200% superiores. "El alquiler es uno de los dos costos fijos principales del comercio, junto con los salarios. Y ambas variables están aumentando", enfatizó el empresario.

Para De la Vega, además, la producción local "no alcanza a abastecer el consumo y la creciente demanda, y muchas veces los comercios se ven obligados a comprar importados por la falta de inversiones para expandir la capacidad productiva del país". Aunque equidistante en la añeja disputa entre los hombres de la industria y el comercio, el Gobierno también mostró recientemente su preocupación por el avance chino en el mercado local. El secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Alfredo Chiaradia, advirtió el año pasado que la relación comercial con ese país se encontraba "en curso de colisión". La semana pasada, el funcionario adelantó que en menos de tres meses se reactivará una comisión bilateral para monitorear el comercio. Será el mismo año en que la balanza comercial bilateral pase del superávit al terreno de los números rojos.

Fuente: www.nuevocronista.com.ar

 
 
Carandai - Indumentaria para empresas